________________________________

domingo, 19 de agosto de 2012

EL LOBO: ¿amenaza o amenazado? (Por Nerea Sancho)

Existen muchas personas que respetan y quieren profundamente al lobo.
Este es el caso de una joven amiga que adora la vida salvaje y además admira la obra de Félix Rodríguez de la Fuente. Sé que le hace mucha ilusión aportar su granito de arena, con lo que decidí publicar su viva visión del lobo.

El lobo:  
¿amenaza o amenazado?
Cuando los colonos europeos llegaron a América y expulsaron a las tribus indias empezaron a pagar por cada lobo muerto, desde entonces el lobo ha sido asesinado, maltratado y quemado vivo, visto como el diablo de los bosques. El lobo ha sido el ser más odiado y aún continua siéndolo en muchas partes del mundo.

Canis lupus y homo sapiens en realidad no son tan diferentes, pero mientras que el lobo solo mata para alimentarse y alimentar a los suyos, el ser humano va más allá, matando por tradición, diversión o simplemente por gusto, sin emplear la capacidad que nos diferencia del resto de los seres de este planeta, la razón.



El ser humano odia al lobo porque ataca su ganado, pero no se da cuenta que en realidad, donde está su casa ahora, antes, era la del lobo y que el lobo no ataca al ganado sino que el ser humano pone el ganado en la boca del lobo al situarlo en laderas y montañas. Esa es su casa no la nuestra, no culpemos al lobo de nuestros errores.

Además el lobo no suele atacar al ganado si encuentra comida en el monte, pero la realidad es que no encuentra comida porque a nosotros no nos vale con los cerdos, pollos o conejos que se crían, sino que tenemos que ir con nuestras escopetas a robarle la comida al lobo y no solo a él.

El lobo tampoco ataca al ser humano como la mayoría de la gente piensa. Es más, el lobo evita al ser humano.
 
Solo vemos lo malo de este magnífico animal, pero, ¿Qué hay de toda esa gente que de no ser por lobos, que han cuidado de ellos, ahora no estaría aquí?

Sin ir más lejos el caso de Marcos Rodríguez Pantoja, hombre que no solo vivió sino que convivio con los lobos durante varios años en Sierra Morena.

QUIERANLO, NO LO MALTRATEN, LO NECESITAMOS…

(Nerea Sancho)
Desde estas líneas, mi más sincera enhorabuena a Nerea Sancho por su inestimable pasión hacia el lobo y la Naturaleza y sus ganas de seguir comprendiendo el mundo que nos rodea. Es una gran alegría saber que las nuevas generaciones desean que la Naturaleza sea respetada y amada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...